Compromiso Social

RIFA A BENEFICIO

El sábado 27 de noviembre  visitamos el Hogar Jardín de Esperanza en Villa Elisa, hogar que alberga a niños/as y adolescentes que se encuentran infectados y afectados por el VIH/SIDA. Culminando este año y como punto final de nuestro Programa de Responsabilidad Social 2021,  lanzamos una RIFA solidaria que tendrá como premio una camiseta del Club Cerro Porteño (firmada por algunos de sus jugadores). El 100% del dinero lo recaudado será destinado a dicho hogar. El sorteo se realizara el 23 de diciembre y los fondos se entregarán al HOGAR el día 24 de diciembre.

Los niños y niñas con VIH pueden tener una mejor calidad de vida

Los niños y niñas con VIH pueden tener una mejor calidad de vida si sus derechos son respetados: si se alimentan bien, estudian, juegan con otros niños, reciben sus medicamentos y, especialmente, si son tratados con amor por todos nosotros. Las personas con VIH continúan su vida: estudian, trabajan, sacan adelante a su familia y a su comunidad. Son personas con los mismos derechos y responsabilidades y merecen nuestro respeto, apoyo y solidaridad. La discriminación puede hacer más daño que el VIH. Sus historias transmiten la lucha, las dificultades, la superación, la esperanza y, sobre todo, el amor y la pasión por la vida.

No se debe dejar de lado sus cuadros clínicos por lo que es necesario brindarles de forma especial atención diferencial e integral a modo de poder controlar las cargas virales, lo cual se logra a través de las dosis de la medicación denominados retrovirales cada 12 horas, además de las atenciones diarias (alimentación, medicación e higiene, controles médicos periódicos y constantes en PRONASIDA, Programa Nacional de Control de Sida) se logra principalmente gracias a los padres sustitutos y el equipo de trabajo. Del mismo modo se intensifica el trabajo en la prevención de enfermedades oportunistas que en el caso de ellos podrían ser incluso mortales.

En su mayoría los niños/as y adolescentes provienen de sectores carentes de recursos en general, con una calidad de vida lamentable y sin posibilidades de acceder al cuidado y atención que se merecen. El Hogar Jardín de Esperanza pretende satisfacer estas necesidades pero por sobre todo les brinda la Palabra de Dios, AMOR, COMPRENSIÓN y el abrigo y calor de una verdadera familia. Es su deseo seguir recibiendo a más niños, niñas y adolescentes que se encuentran con esta misma afección.

Trabajar por aquello que perdura

Con la convicción de que las niñas y niños de nuestro país son la clave para el logro de una sociedad más prospera y justa, y en el contexto de nuestro Plan de Responsabilidad Social centrado en la visión de “Trabajar por aquello que perdura”, agradecemos desde ya su colaboración y  difusión de la presente actividad.

Para conocer más del proyecto los invitamos a ingresar a: https://hogarjardindeesperanza.org/

 

Grupo LA – Real Estate

#Compromiso Social #RSE